Continuamos brindando consejos para ahorrar energía en el hogar, hoy toca el turno a los accesorios y electrodomésticos, comencemos:

Desenchufe cualquier aparato que no esté en uso:
¿Sabía usted que los aparatos que están conectados siguen usando energía, incluso cuando están apagados? un aparato tan pequeño como una cafetera continúa gastando lentamente energía cada vez que permanece enchufado.

  • Una regleta con un interruptor de control puede ser una opción fácil, en lugar de tirar 5 dispositivos de sus tomas, todo lo que tiene que hacer es apagar el interruptor.
  • Apague su ordenador y desenchúfelo al final del día. Los ordenadores utilizan mucha energía y cuando se mantienen conectados, están desperdiciando energía y dinero.
  • No deje el televisor enchufado todo el tiempo. Puede parecer inconveniente desenchufarlo cuando termine de ver, pero los ahorros valen la pena.
  • Desconecte el sistema de sonido y los altavoces. Estos son algunos de los peores culpables cuando se trata de malgastar energía extra cuando no están en uso. No se olvide de pequeños electrodomésticos como cargadores de teléfono, electrodomésticos de cocina, secadores de pelo, y todo lo demás que tiene y funciona con electricidad.

ahorrar energía electrodomesticosReemplace los electrodomésticos viejos por modelos de ahorro de energía:

Cuando se fabricaban electrodomésticos antiguos, las empresas no se preocupaban tanto de ahorrar electricidad. Los modelos nuevos están diseñados para ahorrar energía, reducir los costos de su hogar y reducir su huella de carbono. Si usted tiene un refrigerador viejo, estufa eléctrica y horno, lavavajillas, lavadora y secadora, u otro aparato grande, trate de reemplazarlo por otros modelos.

  • Busque nuevos electrodomésticos con el sello de garantía de  “Energy Star”. Estos le ayudan a evaluar la cantidad de energía que el aparato utiliza. Muchos aparatos de ahorro de energía son más caros que los que no tienen esa característica, pero ganará dinero en el tiempo a través de ahorros de electricidad.
  • Si reemplazar sus aparatos no es una opción, todavía hay muchas maneras de cambiar su rutina para usar la menor electricidad posible.
    • Llene el lavavajillas antes de usarlo, en lugar de cargar una carga más pequeña.
    • No abra el horno mientras esté en uso, ya que libera calor y el horno tiene que usar energía extra para producir más.
    • No se pare frente al refrigerador con la puerta abierta tratando de decidir qué comer. Abra y cierre lo más rápido posible. También debe revisar los sellos en su refrigerador y reemplazarlos cuando se desgastan.
    • Haga cargas completas al momento de poner la lavadora en lugar de cargas pequeñas.

Esperamos que nuestros consejos sean de vuestra ayuda, en nuestro próximo post hablaremos sobre: Como ahorrar electricidad a través de la calefacción y el enfriamiento.

Deja un comentario