Hoy comenzaremos con uno de tres post donde brindaremos consejos y recomendaciones para ahorrar electricidad, para cumplir con el doble propósito de ayudar a detener el calentamiento global y por supuesto ahorrar tiempo y dinero. Eche un vistazo a su hogar y oficina: cualquier electrodoméstico que funciona con electricidad puede hacer uso más eficiente de la energía. Aislar su casa y cambiar sus hábitos diarios también son maneras eficaces de reducir la cantidad de electricidad que usa. A continuación os brindamos unos consejos que pueden contribuir a ahorrar electricidad.

Iluminación:

Aproveche la luz natural, abra sus cortinas y deje brillar el sol.  El uso de luz natural siempre que sea posible en lugar de la luz artificial puede reducir en gran medida la cantidad de electricidad que se utiliza durante el día. Si trabaja en una oficina o pasa sus días en casa la exposición a la luz natural también aumenta la felicidad*, dándole un incentivo aún mayor para levantar las persianas.

Trate de organizar su espacio de trabajo para que la luz natural inunde su escritorio. Mantenga las luces de arriba apagadas cuando sea posible. Cuando necesite iluminación adicional, utilice una lámpara de escritorio de bajo consumo.

Compre cortinas o persianas en un tono liviano, permitirá que la luz atraviese, pero también proporcionan privacidad cuando lo necesite.

Ahorrar electricidad

Cambie sus bombillas:

El reemplazo de bombillas incandescentes regulares por bombillas fluorescentes compactas (CFL) o LED es un gran ahorro de energía. Las bombillas incandescentes liberan el 98% de su energía consumida a través del calor, mientras que las bombillas CFL y LED son mucho más eficientes en energía y duran más tiempo.

Las bombillas  de CFL es la primera alternativa frente a las bombillas incandescentes, ya que solamente utilizan un 1/4 de la energía en comparación a las incandescentes. Aunque las bombillas LED son más recientes en el mercado y más caras, tienen la ventaja de durar más tiempo y no contienen mercurio.

Apagar las luces:

Esta es la manera más simple y común de ahorrar electricidad, realmente funciona. Comience a prestar atención a cuántas luces están encendidas en su casa en momento dado y tenga en cuenta cuántas luces necesita usar al mismo tiempo. Cuando salga de una habitación, es recomendable hacer el hábito de apagar las luces, cada vez.

Utilice las bombillas que no necesitan “calentar” para las áreas que tienen las luces que se utilizan por períodos de tiempo cortos. Esta información se descrine en el envase de la bombilla.

ahorrar electricidad apagando luz

Haga que su familia use sólo una o dos áreas de las casa por la noche, en lugar de extenderse por toda la casa y evitar mantener todas las luces encendidas.

Para obtener el máximo ahorro de electricidad, use velas. Este sistema anticuado de proporcionar luz en la noche es eficaz, romántico y pacífico. Si no le resulta práctico usar velas todas las noches, trate de hacerlo sólo una o dos veces por semana. Tenga cuidado de hacer esto con los niños pequeños, sin embargo asegúrese que todos los miembros de su familia saben manejar las velas con seguridad.

En nuestro próximo post os comentaremos ¿cómo ahorrar electricidad a través de accesorios y electrodomésticos?.

Deja un comentario